30 Abril 2020

El programa Empleo Inclusivo facilita la incorporación al mercado laboral de 93 personas con discapacidad intelectual en Andalucía durante 2019

Noticia

Valor:

0

El programa Empleo Inclusivo, desarrollado por Plena inclusión Andalucía y entidades miembro, ofrece un sistema de apoyo global y personalizado con la máxima de contribuir a que cada persona con discapacidad intelectual o del desarrollo pueda llevar a cabo su proyecto de vida a través de un empleo de calidad. En concreto, los datos que exponemos a continuación se extraen del año 2019, en el que las entidades miembro que participaron fueron Feproami, Albasur, asociación San José, Aprompsi, asociación Taller de la Amistad, Fundatul y Aprose.

De esta forma, gracias al programa, que está basado en las metodologías de empleo con apoyo y planificación centrada en la persona, se realizaron 93 contrataciones a personas con discapacidad intelectual durante 2019. Para ello, 302 personas recibieron información y asesoramiento; unas 363 personas participaron en las actividades de formación; 47 personas fueron atendidas para el desarrollo de prácticas no laborales y se contactó con 192 empresas.

 

De esas 93 personas que accedieron al mercado laboral a través de este programa, hemos hablado con Juan, David y Sara. El primero de ellos, Juan, de Córdoba, comenzó con una sustitución y aún sigue trabajando como jardinero los lunes, miércoles y viernes hasta 2021 que finaliza su contrato. “Mi trabajo me gusta porque estoy muy a gusto y me llevo muy bien con mis compañeros, además, así tendré mi dinero y podré alquilarme un piso para vivir solo algún día”, asegura.

A otra rama se ha dedicado David, de Marbella, en su contrato como ayudante de cocina en un hotel de Marbella. A sus 23 años, destaca que lo que más le ha gustado de su trabajo es “aprender cosas nuevas, como hacer huevo poché, cortar con la máquina o envasar al vacío”, y asegura que tiene muchas ganas de volver a trabajar.

Algo diferente es el caso de Sara, de la provincia de Cádiz, que lleva desde 2008 trabajando como auxiliar de enfermería, contrato que también pudo realizar en 2019 en el hospital de Jerez de la Frontera, aunque “tuve que renunciar a él para incorporarme a mi nuevo puesto de trabajo”. Actualmente Sara trabaja como ordenanza de la administración estatal gracias a su esfuerzo para aprobar y sacar la plaza número 2, de las 4 que había para personas con discapacidad intelectual. Del hecho de poder trabajar, Sara destaca que “me hace sentirme realizada y más independiente de lo que ya soy”, y lo que más le gusta es “el trato con las personas, tanto en mi trabajo como auxiliar como en el de ordenanza”.

Así pues, con estos datos positivos y aunque quede mucho por mejorar en cuanto al acceso al mercado laboral de las personas con discapacidad intelectual o del desarrollo, Empleo Inclusivo sigue en marcha durante este 2020, con la participación de entidades de Plena inclusión Andalucía (A Toda Vela, Feproami, Albasur, Disgenial, Asprogrades, Fundación Purísima Concepción, Aprompsi, Aprona, Asprodisis, Fundatul y Aprose) y con el objetivo de seguir colaborando con todas las empresas que incorporan el talento, la diversidad y la responsabilidad social en su día a día.

El Programa Empleo Inclusivo, de orientación e inserción sociolaboral de personas con discapacidad intelectual o del desarrollo en Andalucía está subvencionado por la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación de la Junta de Andalucía, con cargo a la asignación tributaria del 0,7% del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas.