22 Enero 2020

Juan Pablo Gómez, una de las 8 personas con discapacidad intelectual que supera el examen de promoción interna del cuerpo de Auxiliar Administrativo del Estado

Noticia

Valor:

0

Juan Pablo Gómez Pérez tiene 39 años y hace pocos días supo que es una de las 8 personas con discapacidad intelectual que han aprobado el examen de promoción interna del cuerpo de auxiliar administrativo del Estado. Su actual trabajo como ordenanza en la Subdelegación del Gobierno de Huelva le apasiona, pero él tenía claro que quería dar un paso más y se esforzó para conseguirlo.

Según María Viejo, responsable de Empleo en Plena inclusión Andalucía, "los exámenes de promoción interna para las personas con discapacidad intelectual solo disponen de la adaptación de tiempo para realizar la prueba, con lo que muy pocas personas suelen presentarse y es uno de los caballos de batalla dentro del Empleo Público para las personas con discapacidad intelectual o del desarrollo. De hecho, es un tema que se abordará específicamente en el seminario técnico sobre Empleo Público para personas con discapacidad intelectual que tendrá lugar en Toledo el próximo 10 de febrero".

Juan Pablo llegó más nervioso de lo habitual al examen, que tuvo lugar el pasado 16 de noviembre en la Universidad Autónoma de Madrid, ya que en su solicitud olvidó adjuntar el dictamen de su grado de discapacidad para poder beneficiarse de la adaptación de tiempo. Sin embargo, pudo solucionar el problema y adjuntar la documentación, "aunque hasta el mismo día del examen no supe que me lo habían aceptado y, estando ya allí, me enviaron a otro aula con el resto de personas que tenían adaptación de tiempo". De este modo, pudo hacer el examen en 80 minutos, el doble de tiempo que le otorgan a personas sin discapacidad, "así ya me pude sentir más tranquilo".

Juan Pablo tiene la segunda mejor calificación de todas las personas aprobadas. Cuando se le pregunta si ha estudiado mucho, responde que "el examen en si no es difícil, es un ejercicio práctico, el problema es que no están adaptados, solo en tiempo". Además, apunta otra dificultad, el hecho de que estos exámenes no suelen tener una preparación por parte de academias o asociaciones, por lo tanto, él se lo ha preparado por si mismo.

El día que salieron las listas de aprobados, el pasado 17 de enero, Juan Pablo se encontró un regalo encima de la mesa de una de sus compañeras, una corbata muy elegante que se ha puesto para charlar con nosotros, y que muestra en la imagen que acompaña esta entrevista. "No me lo creía, todavía no me lo creo, si yo fuera un persona de llorar, todavía estaría llorando".

Juan Pablo, que a lo largo de su vida ha desempeñado numerosos trabajos, está satisfecho con lo que ha conseguido y de momento no se plantea seguir escalando dentro de la administración pública, pero sí anima a todas las personas con discapacidad intelectual o del desarrollo a presentarse a los exámenes de promoción interna. "Nosotros también sabemos hacer las cosas, solo tienen que respetarnos si tardamos un poco más que el resto".