30 Junio 2020

'Tiempo de Aspapros', una iniciativa radiofónica que empodera a los autogestores en los medios de comunicación

Noticia

Valor:

0

Las iniciativas llevadas a cabo por personas con discapacidad intelectual o del desarrollo a lo largo y ancho de la geografía andaluza son numerosas y variadas. Hoy nos fijamos en una que lleva casi una década en marcha, ‘El espacio de los Autogestores’, una sección dentro del espacio radiofónico ‘Tiempo de Aspapros’, de Candil Radio, en Huércal de Almería.

Hablamos con Andrés Repullo, encargado de los temas de Calidad y todo lo relativo a la comunicación y las redes sociales en la entidad de Plena inclusión Andalucía, Aspapros, porque es él quien lleva al frente de este proyecto desde sus inicios, conduciendo el programa, que  se engloba dentro del magacine ‘Días de Radio’, que  presenta Antonio Almécija, con quien ya han entablado, después de tantos años, una relación muy especial.

En la imagen, Andrés Repullo y Antonio Almécija, conductores del programa, junto a un grupo de autogestores y su profesional de apoyo.

“Los autogestores vienen de dos centros distintos, el de Viator y el de Húercal Almería, que se alternan semanalmente para participar. Ellos preparan sus propios contenidos, eligen una noticia de su interés, hacen un resumen adaptado a lenguaje sencillo y por último sacan sus propias conclusiones”, nos cuenta Andrés, “y después hay una pequeña entrevista que le hacemos a uno de los autogestores de manera individual, para cerrar con una parte menos encorsetada, en la que se despiden y aportan sus testimonios de manera improvisada”.

Para que este tiempo de radio fluya, detrás hay un trabajo de preparación que coordinan dos profesionales de apoyo, María José Guirado y Clara Gázquez. Ambas coiciden en que participar en la radio les aporta mucha seguridad. En el caso del grupo de autogestores al que apoya Clara, que pertenecen al Centro Específico para Personas con Discapacidad Intelectual y Trastornos Conductuales de Aspapros, en Huércal de Almería, “supone un aumento de su autoestima, una mejora en la relación con los compañeros, la adquisición de un rol diferente dentro del centro, tener un objetivo, en definitiva, una serie de factores que hacen que la intensidad de su trastorno conductual sea más baja”.

Como no, la accesibilidad cognitiva juega un papel fundamental en el trabajo preparatorio de este espacio de radio llevado por personas con discapacidad intelectual. De entrada, la mayor fuente de información proviene de Planeta Fácil, la web de noticias en lectura fácil de Plena inclusión, pero también ha habido aportaciones singulares, como la de Nabila Saravia Doughali, quien propuso emplear pictogramas para que aquellas personas que, como ella, tuvieran dificultades de lectoescritura, pudieran entender mejor las noticias. De hecho esta mujer de 29 años nos asegura que las noticias que más le gusta comentar son las relacionadas con la accesibilidad cognitiva porque “me ayudan bastante en mi día a día”.

Otra de las participantes, María José Martínez, de 41 años, destaca que le gusta participar en este proyecto porque se habla de cosas bonitas, “como la discapacidad o el amor”. Para elegir qué noticia van a tratar durante el programa, el grupo somete a votación varias noticias que seleccionan previamente y, normalmente, según afirma María José Guirado, “suelen ser noticias reivindicativas, a través de las cuales pueden defender los derechos de sus compañeros o denunciar situaciones injustas”.

Como cada semana solo pueden asistir dos o tres personas por grupo, “muchas veces se pelean para ver a quién le toca, y llevan la cuenta perfectamente de las veces que ha ido cada uno y si han saludado o no”, nos cuenta Clara Gázquez. “Claro, ellos se sienten muy importantes, es la cita más esperada, van arreglados al estudio porque para ellos es muy especial que tantas personas escuchen lo que ellos tienen que decir”, asegura.

Es en las despedidas donde surgen los momentos más divertidos, como el que protagonizaba cada cierto tiempo uno de los autogestores participantes, que mandaba siempre un beso a su novia, “lo curioso es que siempre mandaba un beso a la novia, pero la novia era siempre una nueva”, se ríe al recordarlo Andrés Repullo. Hasta el momento y desde el confinamiento, los programas están siendo grabados en la distancia, cosa que están deseando cambiar todos los participantes, que quieren volver a sentir la adrenalina incomparable del estudio de radio.