Plena inclusión defiende la importancia de la Atención Temprana como factor clave en el bienestar, desarrollo y cumplimiento de derechos en edades infantiles

DÍA ATENCIÓN TEMPRANA
DÍA ATENCIÓN TEMPRANA

Este domingo 16 de junio se celebra el Día Nacional de la Atención Temprana en España, una efeméride que conmemora la presentación del Libro Blanco de la Atención Temprana en Madrid el pasado 16 de junio del año 2000.

Este importante documento sentó las bases para el desarrollo de la Atención Temprana en nuestro país y sigue hoy día como referente en la orientación de las políticas y acciones que se realizan en este campo.

Con motivo de esta fecha, desde Plena inclusión Andalucía queremos compartir el posicionamiento oficial que la confederación nacional de Plena inclusión realizó hace apenas unos meses sobre la Atención Temprana.

El objetivo de este posicionamiento, que recoge y agrupa a las 17 federaciones autonómicas de Plena inclusión junto con las de Ceuta y Melilla, es dar a conocer cuáles son las premisas irrenunciables que Plena inclusión considera que deben darse para garantizar los derechos de las familias, niños y niñas que reciben apoyos en la primera infancia, además de trazar el marco conceptual que define exactamente qué es lo que entendemos desde Plena inclusión por Atención Temprana.

Este posicionamiento, al igual que otros en nuestros diferentes ámbitos de actuación, viene de la mano de los procesos de transformación en los que los centros y servicios de Atención Temprana del movimiento asociativo de Plena inclusión se han embarcado desde hace diez años. Procesos, en muchas ocasiones profundos, que cuentan con una base importante de conocimiento basado en la ciencia, la evidencia y la experiencia, pero además es un proceso que tener impacto en las políticas públicas.

Las siete premisas clave identificadas por Plena Inclusión y que forman un modelo de atención y apoyos coherentes con la misión de la organización son:

  1. La atención temprana debe fundamentarse en lo que sabemos sobre el desarrollo humano y procesos de aprendizaje.
  2. Las prácticas de atención temprana deben estar basadas en la evidencia y la ética.
  3. Las prácticas deben estar centradas en las familias.
  4. La atención temprana ha de tener como base y aspiración contribuir al bienestar familiar, es decir, a la mayor calidad de vida para todos los miembros de la familia.
  5. La atención temprana debe aspirar al logro de mayor bienestar y desarrollo personal, a través de los mejores resultados para el niño/a y su familia.
  6. La intervención deberá llevarse a cabo en contextos naturales, siendo estos todos aquellos en los que el niño o niña se desarrolla en su día a día junto a sus cuidadores/as principales.
  7. La atención temprana deberá contribuir a la generación de contextos protectores e inclusivos.

Descarga o consulta el posicionamiento completo de Atención Temprana HACIENDO CLIC AQUÍ.

Scroll al inicio